Abogados para Accidentes Automovilísticos en Albuquerque

Los accidentes automovilísticos pueden ser traumatizantes, dejando a la víctima con lesiones devastadoras, daños a la propiedad, y abrumadoras facturas médicas. Sin mencionar la angustia emocional y tiempo perdido laboral que afecta no sólo al individuo(s) implicado, sino también a sus familiares. El abogado de accidentes automovilísticos Bert Parnall, se dedica a ayudar a las víctimas de estos accidentes a buscar justicia. El Sr. Parnall y los abogados de Parnall Law ofrecen representación legal con experiencia y tienen un compromiso de ayudar a las víctimas a recibir una compensación adecuada por sus pérdidas. Si usted ha sido lesionado en un accidente automovilístico, por favor llámenos hoy.


  • Connector.

    En los EE.UU., los accidentes de tráfico son la principal causa de lesiones no intencionales y muertes fatales.

  • Connector.

    2.3 millones de adultos fueron tratados en salas de emergencia por lesiones relacionadas con accidentes automovilísticos en 2009.

  • Connector.

    Más de 32,000 personas murieron en accidentes automovilísticos en los EE.UU. en 2011.

  • Connector.

    De los cuales 43,227 accidentes fueron de tráfico, 18,600 heridos, y 351 víctimas mortales en las vías públicas de Nuevo México en 2011

FUENTES: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la Administración Nacional de Seguridad Vial, Departamento de Transporte de Nuevo México

Recuperación y Compensación

A través de una demanda por lesiones personales, la víctima de un accidente automovilístico puede ser capaz de recibir compensación de las partes responsables por sus lesiones. Pueden ser recuperados el pago de las facturas médicas de la víctima, el tratamiento a largo plazo, salarios perdidos, dolor y sufrimiento, y daños a la propiedad.

Si ha perdido un familiar en un accidente, usted puede ser capaz de presentar una demanda por muerte injusta contra el responsable que causó el accidente. También puede ser posible la recuperación de las facturas médicas, dolor y sufrimiento, y los gastos funerarios.